Diversidad e Inclusión en el ámbito laboral.

diversidad e inclusion

La diversidad juega un papel clave en el éxito de cualquier organización. Sin embargo, la inclusión de de la Diversidad Cultural en la mesa de trabajo; diferentes orientaciones sexuales, religiosas, diferentes etnias, géneros, intereses personales, etc., puede ocasionar que muchos de los empleados se sientan incómodos a causa de su falta de preparación para comprender las diferencias y su incapacidad de incluirlas y gestionarlas día a día en su trabajo

Contenidos:

  1. Comprender las conexión entre la creación de un ambiente laboral inclusivo y el logro de objetivos empresariales y aprender a transmitirla
  2. Tener un espacio de discusión y reflexión sobre la Diversidad y la Inclusión
  3. Compartir buenas prácticas de D & I a nivel organizacional

Facilitador: Shirley Saenz.  Shirley Saenz es socia consultora intercultural en ICEBERG Cultural Intelligence, firma líder en el desarrollo de Inteligencia Cultural en América Latina, y presidente de la asociación SIETAR Argentina (Society for Intercultural Education, Training and Research). Tras haber vivido y trabajado en países como Argentina, Colombia, Francia, China, Estados Unidos, Brasil y Argentina, y haberse especializado en el desarrollo de competencias interculturales en el Institute of Intercultural Communication de Portland, Oregon; Shirley ha trabajado activamente en el campo intercultural con multinacionales presentes en América Latina y en diferentes industrias, brindando entrenamiento intercultural a equipos globales, directivos y profesionales con alta exposición internacional..

Fecha: 13 de Noviembre de 2014

¿Estás In o Out?

¿Estás In o Out?

Es claro que la comunicación y el lenguaje están íntimamente relacionados pero no sólo se necesita saber hablar el idioma para comunicarnos sino que tenemos que formar parte de una comunidad de hablantes para darle significado a las interacciones. Es por ello que desde muy pequeños desarrollamos la competencia comunicativa, ¿pero qué significa esta competencia? Significa compartir e interpretar conocimiento incluyendo códigos lingüísticos y paralingüísticos, no verbales, significados pragmáticos y estrategias comunicativas en un contexto espacial e histórico determinado.

Veamos los factores que determinan que estemos in o out de algún grupo de habla:

1.Códigos Lingüísticos: Son las características del idioma relacionadas intrínsecamente con las palabras y su función como la sintaxis, la gramática, el vocabulario, la fonética.

2.Códigos Paralingüísticos: Las características del idioma que acompañan a las emisiones propiamente lingüísticas como el tono de voz, la entonación. Por ejemplo, una oración puede ser transformada en una pregunta con sólo cambiarle la entonación. Dentro de las comunidades del habla se encuentran grupos culturales que comparten una serie de expresiones o vocabulario especial. Por ejemplo, en Starbucks tienen una forma determinada de llamar a sus cafés. Parte de la experiencia es pedir un café con el nombre que ellos le dan, o usar el nombre de ‘tall” para el tamaño de café más chico que se ofrece en la carta es formar parte de esa comunidad de lenguaje.

3.Códigos Extra-linguisticos o No Verbales: Éstos representan los gestos, miradas, espacio corporal, el uso del silencio o la pausa. En fin, hábitos relacionados con la cultura que no están relacionados con las palabras pero que hacen a la comunicación e interacción en el día a día y de acuerdo al contexto donde se realicen. Uno de los ejemplos está en el modo de saludarse. En Argentina en un contexto de amigos o familia se usa darse un beso para decir hola cuando en otros países esto puede ser un insulto o generar incomodidad ya que se está ‘invadiendo’ el espacio del otro. Eso se llama ‘proximidad’ y en cada cultura hay interpretaciones distintas con respecto al espacio.

4.Contexto e interpretación: Es importante tener en cuenta que para transmitir un mensaje no sólo las palabras y la manera de decirlas cuentan. Una misma oración puede interpretarse de formas diferentes según el contexto. Un profesor tomando examen en su clase puede decir la oración ‘Vamos, ya es la hora’ lo que se interpreta como ‘Terminen el examen que ya se acabó el tiempo’ y un director de teatro puede decir la misma frase a sus actores queriendo decir ‘Ya es hora de empezar la obra’. Esto quiere decir que hay un nivel de interpretación que va más allá de las palabras. Los miembros de una comunidad pueden interpretar signos y formas de actuar relacionadas y eso influye en la comunicación. No usarías el mismo lenguaje para pedirle que baje el volumen de la música a un amigo que a tu jefe. La comunicación por lo tanto va a variar tanto varíe la persona, el lugar, y el contexto en general en el que se de la interacción. Las metáforas también son ejemplo de cómo la cultura y el contexto se usan para interpretar el mensaje. El proverbio en español ‘Mas vale pájaro en mano que cien volando’ se traduce al inglés como ‘a bird in the hand is worth two in the bush’ que literalmente significa ‘un pájaro en la mano vale más que dos en en el arbusto’. Hay una exageración por parte del español – noventa y ocho veces más que en el inglés – que denotan tendencias de un marco de referencia culturalmente distinto (valores como el colectivismo o la forma indirecta de hablar).

5.    Estrategias comunicacionales: para poder comunicarnos es necesario aprender estrategias y desarrollar habilidades para iniciar, mantener y terminar interacciones con los demás. Desde pequeños aprendemos estas características de las interacciones de forma sistemática, pero inconsciente, sobre cómo pedir permiso, interrumpir, acotar información, etc. Los participantes de las conversaciones tienen que manejar bien esos códigos – especialmente tener bien en claro la eficiencia sobre cómo usarlos y en qué momento para lograr transmitir el mensaje que quieren transmitir. Por ejemplo, en ciertos contextos académicos está aceptado el uso de la mano en alto para pedir permiso para hablar pero en contextos informales esto no sería una opción tan efectiva como el uso de palabras, interrupciones o miradas.

Ahora que sabemos más sobre la complejidad de la comunicación y su relación intrínseca con la comunidad de hablantes, reflexionemos… ¿Alguna vez te sentiste frustrado al no entender un chiste o poder seguir una conversación en el idioma que estás aprendiendo? ¿Alguna vez interpretaste mal una consigna y te sentiste incómodo? ¿En qué comunidades de habla te sentís más integrado? ¿Por qué?

Entendernos con el otro supera el nivel de las palabras, hay un contexto que tener en cuenta, un sentimiento de pertenencia al grupo de hablantes y su cultura. Cuando hablamos de competencia comunicativa intercultural hablamos de interacciones que pasan en contextos en los que no estamos acostumbrados o que están ´fuera´ de nuestro contexto cultural.

El desafío entonces está en redefinir códigos, resignificar experiencias, intercambiar interpretaciones. Es en esa interacción que nos sentimos un poco IN (dentro) y un poco OUT (fuera), pero es esa práctica misma la que necesitamos para consolidarnos y seguir formando parte de nuestro grupo cultural.

Maria Inés Quiroga Valladares

Mejor dilo con un cuento

storyworldHay cuentos populares que tienen vida eterna, que durante siglos y siglos han pasado de boca en boca por nuestros ancetros, y que hoy narramos a nuestros alumnos, hijos y amigos.  Son cuentos que transmiten valores y filosofías de vida.  Que nos enseñan las lecciones aprendidas en el pasado para que seamos mejore personas en el presente y en el futuro.

Y por supuesto, cada sociedad, cada grupo cultural, tiene sus propios cuentos.  Los que han surgido de su propia historia y de sus creencias, y los que manifiestan la máxima expresión de su ser.  Particularmente no encuentro mejor manera de comprender las diferencias culturales, y de enseñar sobre éstas, que haciéndolo a través de los cuentos populares, ya que nos permiten ver las cosas desde otra perspectiva y alcanzar una mejor compresión acerca de la manera que piensan y actúan las personas do otras culturas.

Por ejemplo, “The LIttle Engine that Could” (el trencito que pudo), es un cuento para niños muy popular en los Estados Unidos que nos enseña sobre el valor del optimismo y el esfuerzo a nivel individual.  “No importa cuántos obstáculos encuentres, cree siempre en ti mismo y en tu capacidad para superarlos”. De ahí que tanto escuchemos el popular “Yes, I can” o “yes, you can”.

Historias como el “Viejo hombre que mueve la montaña” o “El sapo que se convierte en emperador”, dos cuentos populares de China, nos enseñan el valor de la sabiduría, de la experiencia, del respeto a los ancestros y del cuidado de la familia generación tras generación.

Estas historias son además una excelente forma de construir puentes entre grupos culturales distintos, ya sea en un contexto académico o laboral, pues las diferencias se ven vencidas por la curiosidad y la predisposición a escuchar los cuentos y los valores del otro.

El conejito verde”, una historia muy popular que se cuenta a los chicos en México, transmite el valor del respeto hacia los padres, la obediencia y el sacrificio para lograr lo que queremos o para que nos vaya bien en la vida.  Y a su vez enfatiza el castigo de no tener en cuenta dichos valores.  También nos enseña que la naturaleza y sus dioses tienen un impacto en nuestra vida.

¿Qué has aprendido de los cuentos populares de otras culturas?,  ¿Como has aplicado ese conocimiento?

Shirley Saenz

Describir, Interpretar, Evaluar.

afs15

¿Cuántas veces nos hemos equivocado juzgando o prejuzgando una actitud o una conducta diferente a la nuestra? ¿Cuántas veces nos habremos perdido de conocer mejor a personas porque lo que vimos creíamos que estaba mal?

Cuanto más nos relacionamos con personas diferentes, más estrategias debemos articular para poder conocerlas mejor. Muchas veces no basta con tener buenas intenciones y creer que la tolerancia y una mente abierta serán suficiente porque finalmente ¿qué significa tener una mente abierta? Quienes estamos en contacto con personas culturalmente diferentes muchas veces debemos alejarnos emocionalmente de las cosas que nos suceden en esas interacciones y reflexionar objetivamente. Dicen que no hay nada más difícil en las personas que ser objetivas cuando nos sacan de nuestra zona de confort –zona que indudablemente está proporcionada por las situaciones y relaciones conocidas y familiares-, ya que lo emocional sale en nuestra defensa cuando nos encontramos incómodos o poco confortables.

Janet Bennett (Directora del Intercultural Communication Institute) propone un método para lograr distinguir y alejarnos, aunque sea un instante, de los juicios emocionales ante una situación, conducta o inclusive objeto diferente a lo acostumbrado. El método se llama Describir, Interpretar, Evaluar (DIE, del inglés Description, Interpretation, Evaluation), y consiste en lo siguiente: cada vez que nos enfrentemos o estemos en relación a una conducta o situación poco familiar o ajena a lo habitual, se propone seguir los siguientes pasos

1- Describir: describir lo que está sucediendo, puramente desde la objetividad. La objetividad se logra con sustantivos, yendo desde lo más particular sin llegar a lo general. Describiendo personas involucradas, palabras literales que han sido dichas, sin abundancia de adjetivos.

2- Interpretar: en esta segunda instancia nos paramos un poco más cerca de lo que nosotros pensamos sobre lo que está sucediendo. ¿Por qué? es una de las preguntas más frecuentes. Es la hora de elaborar hipótesis sobre la situación. Se suele recomendar elaborar dos o tres hipótesis para confirmar o refutar con el tiempo.

3- Evaluar: cómo me siento al respecto. En esta tercera instancia es cuando le damos participación a nuestras emociones y sentimientos. La pregunta que suele ser rectora es ¿Cómo me siento al respecto? Al ponernos en el medio de la situación en esta instancia, ya podemos involucrarnos personalmente porque los pasos anteriores nos permitieron tomar distancia.

Al realizar una elaboración acabada de lo sucedido, en caso de sentirnos mal o a disgusto, será importante determinar el por qué de ese sentimiento. Conocernos a nosotros mismos, nuestras limitaciones personales y determinantes culturales nos ayudará a sortear obstáculos (que en la mayoría de los casos son cognitivos) y posiblemente con el tiempo, dejemos de perdernos de oportunidades sólo porque alguien nos cayó mal. Distinguir lo que pasó de lo que me pasó a mí es imprescindible.

Este ejercicio nos sirve tanto para nuestras interacciones con personas de culturas nacionales diferentes o simplemente con personas que vienen de un entorno o contexto que no son las habituales. Si logramos ser un poco más descriptores, dejando las evaluaciones para una instancia posterior, de seguro que lograremos sentirnos más cercano de lo que consideramos lejano y podremos realmente abrir nuestra mente, en vez de simplemente proponerlo como una expresión de deseo.

¿Te animás a poner en práctica el DIE y contarnos cómo te fue y cómo te sentiste?

Mucha suerte con el ejercicio!

Julia Taleisnik
Miembro Fundador de SIETAR Argentina

7 consejos para tener en cuenta en una conversación intercultural

Estar en contacto con personas de diferentes culturas es una experiencia única. Quienes lo han vivido, seguramente han sido testigos de las sensaciones que produce el mundo de la interculturalidad; asombro, curiosidad, emoción, y lo más importante, unas ganas inmensas de aprender de los otros, probar nuevas cosas y vivir nuevas experiencias. Sin embargo, una situación intercultural también puede generar algunas sensaciones negativas. Algunas personas pueden sentirse ofendidas por los comentarios de otras, sentir desconfianza a causa de algo que dijo o hizo otra persona o incluso sentirse incómodas por la manera en que se comunican y comportan los demás.

Lo importante aquí es saber que es posible minimizar esas sensaciones negativas y aprovechar al máximo las oportunidades que traen las interacciones interculturales. El primer paso es ser sensible a las diferencias culturales e interesarte en conocer la cultura del otro. A continuación encuentras algunos consejos para que mantengas conversaciones amenas con cualquier cultura y en cualquier parte del mundo:

  1. Considera los 3 tabúes tradicionales: Sexo, religión y política son temas que deberían evitarse en la mayoría de las ocasiones sociales. Dependiendo de las culturas involucradas, estos tabúes pueden referirse con mayor o menor frecuencia. Si ocurre, adopta una posición de aprendiz.
  2. Evita comentarios en los que compares cosas de su cultura con cosas de tu cultura: Si hay algo que no comprendes de la otra cultura, pregunta y busca nueva información. Algún razonamiento lógico debe tener dentro de esa cultura. Nadie aprecia a un extranjero que juzga o evalúa en términos negativos a su cultura, pero sí a uno que muestra interés para aprender sobre ella.
  3. Identifica tus estereotipos: Hazte consciente de las ideas o preconceptos que tienes a cerca de la otra cultura y mantente abierto para desafiar y cambiar dichas ideas mientras vas conociendo más sobre la otra cultura. Si no lo haces, crearás una fuerte barrera a la comunicación con la otra cultura.
  4. Habla en términos generales sobre tu país: Cuando otros comenten o pregunten sobre tu país, habla en términos generales sin hacer mucho énfasis en tu experiencia personal. Esto evitará que el otro se cree una visión parcializada sobre tu cultura.
  5. Responde siempre de manera amable: Es posible que en algunas culturas te hagan preguntas que consideres demasiado personales o incluso intrusivas. En estos casos, lo mejor es ofrecer una respuesta ambigua.
  6. No hables de negocios antes de tiempo: En muchas culturas se considera mal visto hablar de negocios en situaciones sociales, así que lo mejor es esperar a que el otro ponga el tema sobre la mesa.
  7. Ofrece a los otros la oportunidad de conocerte: En algunas culturas las personas se definen a sí mismas por lo que hacen, en otras, por lo que son. Evita enfocarte exclusivamente en afirmaciones y preguntas sobre aspectos profesionales. En cambio busca aprender más sobre la personalidad, los antecedentes e intereses de los otros y revelar los tuyos.

Shirley Saenz
Miembro fundadora de SIETAR en Argentina