Mindfulness y Proceso de Adaptación Intercultural.

por Alejandra Ferreiro

integracion mente corazon

Mindfulness o Conciencia Plena es una práctica meditativa que  favorece nuestra capacidad de estar en contacto con el momento presente, e incrementa nuestra capacidad de darnos cuenta (awareness).

¿Darnos cuenta de qué?

De lo que sea que ocurre y nos ocurre en el presente ante el ojo interior de nuestra conciencia, sin juzgarlo.

La práctica regular del Mindfulness y el trabajo consciente sobre nuestra Inteligencia Emocional son herramientas eficaces para superar los desafíos afectivos y cognitivos que demanda la gestión adaptativa de nuestras “aventuras interculturales”,  sea a miles de kilómetros de casa o donde quiera que estemos y entremos en contacto con “lo diferente”.

Identidades y  culturas.

cerebro colectivo

La cultura es el “software” con que funcionamos los humanos. Sigue leyendo

Nuevo webinar en Sietar Argentina!

12032222_843877915680495_368293127245527888_nSietar Argentina te invita a inscribirte para participar del webinar “Aprendiendo con las diferencias, habilidades para un mundo multicultural” a cargo de Marcela Lapertosa.

¿Cuándo? El lunes 26 de octubre de 20 a 21.30. Para anotarte, debés hacerlo aquí http://www.anymeeting.com/PIID=EC51DB83864F3D

El webinar es gratuito y abierto a todo aquel que quiera participar. Las vacantes son limitadas. No te lo pierdas!

¿Quién es Marcela Lapertosa? Mirá https://www.linkedin.com/pub/marcela-lapertosa/9/8aa/b49

Película recomendada: Blindsight

blindsightBlindsight – Documental, 2006, Lucy Walker, Reino Unido.
Ganadora en la categoría Real to Reel del Festival de Cine internacional de Toronto en 2006, entre otros premios internacionales.

“Algo terrible habrán hecho en la vida pasada”, dicen de los ciegos los budistas. Y por eso están malditos. Los no videntes son señalados, insultados en la calle, hubiera sido mejor que no existiesen. Son parias. Así, maltratados por los habitantes de la aldea y rechazados por sus progenitores, los niños son alentados a realizar un tarea: escalar el Everest. El documental cuenta la historia de seis adolescentes tibetanos y un grupo de guías y acompañantes con un gran desafío de alcanzar la cima del Lhakpa Ri. Con la compañía de Sabriye, una asistente social y Erik, un montañista, ambos no videntes, los adolescentes emprenden la travesía.

ReflexionarPodría ser reduccionista y catalogar a esta película como inspiracional (“You can do it!”) pero prefiero decir que su belleza radica en que toca la esencia del ser humano. Varios aspectos se destacan a los largo de los 104 minutos que dura la película y los jurados que la han premiado seguro habrán encontrado muchas más. En lo que a mí respecta, creo que Blindsight tiene un mérito al que no se le puede ser indiferente: logra que el imponente Himalaya, protagonista indiscutido, junto con sus paisajes y geografía extremos, de cada casi cada película que pretende tomarlo como escenario, sea aquí solo un maravilloso telón de fondo.

La preparación del viaje se mezcla con las historias de los chicos, las expectativas de los acompañantes y con el vértigo de los pasos sobre el hielo. Lo más simple se vuelve complicado… y viceversa. La película se pregunta por los límites propios y por los del otro y de la riqueza del trabajo con otros. Como sostiene lo que es, para mí, una máxima del encuentro intercultural: solo el otro puede mostrarme quién soy yo.

Lucía Alfonso

Educando y capacitando a audiencias interculturales

juli audiencias interculturales

En un mundo diverso y globalizado de manera cada vez más frecuente nos enfrentamos al desafío de preparar capacitaciones o clases para audiencias donde la diversidad es un factor clave. Ante esto, los capacitadores -tanto en la educación formal como la no formal- debemos estar preparados para comprender esta diversidad, nuestro posicionamiento subjetivo y lograr que los contenidos sean comprendidos e internalizados por la audiencia.

Objetivos:

  1. La importancia del autoconocimiento al trabajar con audiencias interculturales.
  2. Diferencias culturales a tener en cuenta al momento de capacitar.
  3. Distintas formas de aprendizaje y herramientas al momento de armar las clases o sesiones de capacitación.

Facilitador:  Julia Taleisnik.  Julia es Psicóloga y trainer en AFS Programas Interculturales donde ha facilitado en eventos y capacitaciones locales, regionales e internacionales, desde la perspectiva de la interculturalidad. Su interés por la interculturalidad se ha plasmado en su labor voluntaria en AFS, donde trabaja con la diversidad cultural para lograr un mejor entendimiento y cercanía entre culturas.  Perfil de Linked-In.

Fecha: 9 de Octubre de 2014

*Esta actividad de formación interna es sólo para miembros institucionales

Inteligencia Emocional Intercultural

Imagen

 

11863165-una-ilustracion-conceptual-de-un-globo-del-mundo-en-la-forma-de-un-cerebro-humano

En los últimos años, merced a descubrimientos de las neurociencias que nos permiten comprender mejor la relación entre nuestro mundo mental y emocional, el concepto de inteligencia emocional ha cobrado relevancia para el desarrollo personal, la educación y el bienestar humanos.  ¿Cuál es la relevancia específica de la inteligencia emocional aplicada a la comunicación entre diferentes culturas?  

Contenidos:

  1. ¿Qué es inteligencia emocional?
  2. Hablaremos de conceptos sencillos de psicofisiología que iluminan nuestra comprensión de las experiencias emocionales. El ciclo de contacto del darse cuenta. El modelo SPIA.
  3. ¿Qué son las diferencias entre pensamiento y sentimiento?  Inteligencia emocional individual y vincular.   Diferencias intraculturales e interculturales. Nuestros Muppets internos.
  4. El dialogo interior entre nuestros pensamientos y nuestros sentimientos, debería ser nuestra primera experiencia de “aprendizaje intercultural interna”.  Memoria emocional, identidad y cambio.  Identificación de recursos.
  5. Desafíos emocionales que nos presenta la experiencia intercultural: ¿cómo gestionarlos para aprovecharlos y crecer emocionalmente?
  6. Tips para que los mundos emocionales de las personas que se ponen en contacto en un vínculo intercultural, puedan relacionarse más adaptativamente.

Facilitador: Alejandra Ferrerio.  Alejandra es  Licenciada en Psicología, psicoterapeuta, experta en transculturalidad y salud mental, y EMDR Practioner.  Se dedica a la clínica de adultos en situación de migración y parejas interculturales, acompañando el proceso de adaptación de  extranjeros que viven en Argentina (por Skype o personalmente en su consultorio), y también consultantes de habla hispana que están haciendo su proceso de adaptación en otros países. Cree que la Inteligencia Emocional es una habilidad clave para favorecer el desarrollo humano en un entorno intercultural.

Fecha: 17 de Septiembre de 2014

*Esta actividad de formación interna es sólo para miembros institucionales.

 

Alumbremos nuestro aprendizaje intercultural

Otro mundial acaba de partir. Dentro de un marco deportivo, en este caso, permanentemente se mostraron imágenes de tantas culturas entrelazadas.  La interculturalidad cobro vida plena y se presentó ante nuestros ojos en “vivo y en directo” durante un mes.

Sin embargo, todos sabemos que la interculturalidad no sólo se da cada cuatro años. Muchos la vivimos casi en forma cotidiana de distintas maneras y en distintos escenarios  Hoy en día, son muchas las oportunidades y los contextos que nos brindan la posibilidad de disfrutar de un diálogo intercultural también permanente: ámbitos laborales, educativos, familiares, sociales. Las nuevas tecnologías, además, nos permiten conectarnos globalmente todo el tiempo. Aquellos que contamos con las herramientas tecnológicas necesarias hasta “traspasamos” fronteras sin salir siquiera de nuestros hogares.

Ahora bien,  ¿Estamos realmente preparados para “vivir” el diálogo intercultural? ¿Sabemos “comunicarnos” y “comprendernos” entre culturas o necesitamos formarnos en la interculturalidad?  De ser así, en que momento deberíamos iniciar el proceso de aprendizaje intercultural? Cuándo tendríamos que comenzar a “prepararnos”?

Muchos interrogantes que nos invitan a reflexionar. Las respuestas pueden ser tan amplias como diversas las miradas. Sin embargo,  existe una realidad indiscutible: el hecho de que, en los últimos años, los estudios interculturales han ganado espacio en función de las necesidades de este siglo: profesionales y estudiantes globales, familiares y amigos que se convierten en “ciudadanos del mundo”, …images

El Impacto de  la transculturalidad hace que constantemente exista esa búsqueda de flexibilidad mental, de apertura y de sensibilidad cultural para saber y poder adaptarnos cuando diferentes culturas se dan la mano; para comprender, respetar y valorar la “totalidad” inherente a toda cultura, desde lo “observable” hasta esos otros aspectos que no vemos a simple vista sino que vamos descubriendo a medida que nos adentramos en su iceberg.

Si nos educamos en la interculturalidad, iremos encontrando diferencias y aprendiendo de ellas, las entenderemos mejor y, así, iremos derribando barreras interculturales, desdibujando prejuicios, quitando el “velo anestesiante” a estereotipos e imágenes  cristalizadas y abriendo las puertas a ese diálogo fluido entre culturas que buscamos.

Cuando nos educamos  en la interculturalidad, permitimos que nos enriquezcan y nos enriquecemos, que nos descubran y, a su vez, descubrimos y nos descubrimos  e iluminamos  otras miradas, las que, a su vez, iluminan la nuestra.

Cuando nos educamos en la interculturalidad, ayudamos a tender puentes para lograr un mundo mejor vinculado, con lazos que nos hermanen y, al mismo tiempo, hacemos que nuestro mundo alcance mayor trascendencia y dimensión.

De hecho, a medida que logramos traspasar fronteras interculturales ¿acaso no traspasamos también nuestros propios límites, nuestras propias diversidades y fronteras y vamos reconstruyendo nuestra identidad?

Alumbremos, entonces, nuestro aprendizaje intercultural e iniciemos ese “camino del interculturalista” que nos hará recorrer lugares increíbles, encontrar espacios y personas que nos iluminarán en la diversidad y  puntos de apoyo que nos fortalecerán y harán que contemos con más herramientas cuando se nos presenten el desafío y la aventura de convivir  con diferentes culturas.

No esperemos a otro mundial para iniciar el trayecto de ese camino. Tratemos de darnos la oportunidad de recorrerlo pronto. Nos sorprenderemos a cada paso.

Mariela Kaddour

Una referencia de prestigio para las competencias interculturales.

UNESCO“Debemos promover una visión positiva de la diversidad cultural y avanzar con la alfabetización cultural a través del aprendizaje, de los intercambios y el dialogo. Esto es esencial para pelear contra la discriminación el prejuicio y el extremismo. La diversidad cultural y la alfabetización cultural son fuerzas esenciales en la renovación de nuestra sociedad”.
Irina Bokova, UNESCO Director-General

Recientemente, la UNESCO ha publicado un estudio que ofrece un marco conceptual y operacional sobre las competencias interculturales. El mismo presenta un enfoque de cobertura de la diversidad cultural que exige un rango de competencias más amplio. Las interacciones interculturales se han convertido en una característica constante en la vida moderna, incluso en las sociedades más tradicionales. Argentina y el resto de los países de América Latina no se encuentran exentos de esta realidad. Esto plantea una creciente conciencia a nivel político, social e institucional sobre la necesidad de desarrollar competencias interculturales que ayude a los individuos a negociar los límites culturales a través de sus encuentros y experiencias personales.

En el reporte, la UNESCO define a las competencias interculturales, como las habilidades para navegar diestramente entornos complejos marcados por una creciente diversidad de personas, culturas y estilos de vida. En otras palabras, las habilidades para desenvolverse efectiva y apropiadamente cuando se interactúe con otros que son lingüística y culturalmente diferentes a uno mismo. El estudio lleva sus percepciones más allá de sólo la educación formal; también contempla a las nuevas generaciones de ciudadanos cibernéticos, quienes se enfrentan a una enorme cantidad de oportunidades para inmiscuirse en conversaciones globales.

¿Por qué son las competencias interculturales necesarias en el mundo globalizado de hoy? ¿Por qué serán incluso más importantes en el futuro? ¿Cuál es el rol que cumplen, o deberían cumplir, en moldear este mundo? Estas son algunas de las cuestiones que se analizan en el estudio. El reporte, está directamente en sintonía con una investigación reciente realizadas por las firmas Booz Allen Hamilton, Ipsos Public Affairs y el British Council. Estas empresas han logrado demostrar que si bien la educación formal y las competencias tradicionales siguen siendo importantes en el capital humano, ha surgido un creciente interés en reclutar profesionales que sean capaces navegar en contextos laborales multiculturales. La firma Cultural Detective ha creado un muy buen resumen de esta investigación en el siguiente video:

La evidencia sobre la relevancia del desarrollo de competencias interculturales nunca ha sido tan contundente. Bajo este escenario, SIETAR se presenta como una alternativa de expertos en el desarrollo de estas competencias vitales para el siglo XXI. Como plantea la UNESCO, es de importancia crítica la oferta de suficientes oportunidades de aprendizaje formal o informal de calidad para todos, de manera que adquieran las competencias interculturales requeridas para vivir exitosamente en la complejidad moderna del nuestro mundo heterogéneo.


Autor
: Marcelo Baudino

Huellas religiosas en el ámbito empresarial

Las creencias religiosas afectan la manera en que las personas se relacionan tanto a nivel social como empresarial. Son herramientas muy valiosas que sirven para reforzar, preservar y transmitir los valores primordiales que han surgido dentro de un grupo o comunidad a lo largo de su historia. Conocer las creencias religiosas de los grupos o personas con los cuales interactuamos, y comprender como éstas se trasladan al ámbito empresarial, es crítico para desarrollar relaciones sólidas con nuestros colegas o clientes de otras culturas. Veamos cómo las creencias y valores religiosos impactan en distintas prácticas empresariales:

Toma de decisiones

La jerarquía, las estructuras y las relaciones de poder en el trabajo están influenciadas por valores culturales y religiosos de una sociedad. Los taoístas, que prevalecen la armonía en el trabajo, promueven las decisiones basadas en el consenso, mientras que el confucianismo, que define claramente las relaciones de jerarquía entre las personas, promueve que las decisiones sean tomadas por la persona de mayor rango jerárquico. En China, donde la cultura ha sido ampliamente influenciada por estas dos corrientes de pensamiento, las decisiones tienden a ser tomadas por consenso y dentro de una fuerte estructura jerárquica corporativa. Este caso nos muestra la posibilidad de conciliar enfoques y valores opuestos que surgen de diferentes creencias religiosas. Por otro lado, el protestantismo ha promovido la igualdad de derechos, obligaciones y responsabilidades entre los individuos, lo que hace que por ejemplo en Estados Unidos, el país con mayor número de protestantes, la toma de decisiones suela ser descentralizada y delegada en diferentes personas, quienes a su vez son exclusivamente responsables de las consecuencias de las decisiones que han tomen.

Promociones y desarrollo profesional

Identificar un empleado que merezca ser promovido en su carrera profesional, puede ser un poco más difícil cuando se está dentro de un contexto hindú, ya que si bien los trabajadores hindúes se esfuerzan por ser excepcionales, por lo general no lo harán para sobresalir y distinguirse de los demás trabajadores. Algo muy similar suele suceder con aquellos grupos que han sido influenciados por las ideas taoístas, confucianistas, y hasta cierto punto, budistas. El concepto de armonía grupal es algo que se traslada a las relaciones de trabajo, ocasionando que las personas tiendan a sentirse motivadas por su grupo en lugar de responder a incentivos individuales. Su éxito se mide en función del éxito y el progreso del grupo en el cual trabajan. En contraste, los valores protestantistas promueven el esfuerzo individual como única condición para ganar el reino de los cielos, por lo que en general, el ambiente laboral estadounidense tiende a ser bastante más competitivo. El objetivo es sobresalir y distinguirse de los demás.

Negociaciones

Mientras que un debate agresivo permite lograr buenos resultados en una sociedad judía como Israel, seguramente no va a funcionar en una sociedad que respeta la sutileza y los matices como la hindú. En un ambiente influenciado por el taoísmo, es mejor evitar hacer hincapié en lo innovador y original de la propuesta, ya que esto podría atentar de cierta manera contra los valores de la contraparte. Las influencias taoístas hacen que las personas, en lugar de promover una nueva metodología, promuevan propuestas en las que se conserven las metodologías existentes pero que contribuya a su mejora continua. Los aprendizajes y desarrollos del pasado son muy apreciados y respetados bajo este tipo de contextos. Por otra parte, cuando estés en frente de un equipo de negociación chino, no sería aconsejable que dirijas la presentación y los argumentos de tu propuesta, especialmente a quienes sean o al menos parezcan ser los tomadores de decisiones. Al ser China una sociedad que prevalece la armonía de las relaciones dentro de un grupo, hacer esto puede parecer grosero y generar desconfianza en los tomadores de decisiones.

 Propuestas económicas

Tener en cuenta la influencia de la religión en las prácticas financieras, puede marcar la diferencia a la hora de impresionar u ofender a la contraparte. Es importante conocer que la ley islámica prohíbe cobrar intereses por un préstamo o cualquier otra transacción financiera. Sugerir el cobro o ganancia de interés en una propuesta, puede llegar a significar la pérdida del negocio. Existe un consenso generalizado entre los economistas musulmanes acerca de que la riba (prohibición que menciona la ley islámica) no se limita a la usura sino que comprende también los intereses. Además, todo pago predeterminado por encima del monto real está prohibido, el prestador debe participar en las ganancias o pérdidas originadas en el emprendimiento para el cual el dinero ha sido prestado, y las inversiones deben apoyar solamente prácticas o productos que no estén prohibidos, o incluso desaconsejados, por el Islam.

¿Qué otras prácticas o costumbres empresariales crees que son influenciadas por valores y creencias religiosas?

Por Shirley Saenz

Miembro de SIETAR Argentina

7 consejos para tener en cuenta en una conversación intercultural

Estar en contacto con personas de diferentes culturas es una experiencia única. Quienes lo han vivido, seguramente han sido testigos de las sensaciones que produce el mundo de la interculturalidad; asombro, curiosidad, emoción, y lo más importante, unas ganas inmensas de aprender de los otros, probar nuevas cosas y vivir nuevas experiencias. Sin embargo, una situación intercultural también puede generar algunas sensaciones negativas. Algunas personas pueden sentirse ofendidas por los comentarios de otras, sentir desconfianza a causa de algo que dijo o hizo otra persona o incluso sentirse incómodas por la manera en que se comunican y comportan los demás.

Lo importante aquí es saber que es posible minimizar esas sensaciones negativas y aprovechar al máximo las oportunidades que traen las interacciones interculturales. El primer paso es ser sensible a las diferencias culturales e interesarte en conocer la cultura del otro. A continuación encuentras algunos consejos para que mantengas conversaciones amenas con cualquier cultura y en cualquier parte del mundo:

  1. Considera los 3 tabúes tradicionales: Sexo, religión y política son temas que deberían evitarse en la mayoría de las ocasiones sociales. Dependiendo de las culturas involucradas, estos tabúes pueden referirse con mayor o menor frecuencia. Si ocurre, adopta una posición de aprendiz.
  2. Evita comentarios en los que compares cosas de su cultura con cosas de tu cultura: Si hay algo que no comprendes de la otra cultura, pregunta y busca nueva información. Algún razonamiento lógico debe tener dentro de esa cultura. Nadie aprecia a un extranjero que juzga o evalúa en términos negativos a su cultura, pero sí a uno que muestra interés para aprender sobre ella.
  3. Identifica tus estereotipos: Hazte consciente de las ideas o preconceptos que tienes a cerca de la otra cultura y mantente abierto para desafiar y cambiar dichas ideas mientras vas conociendo más sobre la otra cultura. Si no lo haces, crearás una fuerte barrera a la comunicación con la otra cultura.
  4. Habla en términos generales sobre tu país: Cuando otros comenten o pregunten sobre tu país, habla en términos generales sin hacer mucho énfasis en tu experiencia personal. Esto evitará que el otro se cree una visión parcializada sobre tu cultura.
  5. Responde siempre de manera amable: Es posible que en algunas culturas te hagan preguntas que consideres demasiado personales o incluso intrusivas. En estos casos, lo mejor es ofrecer una respuesta ambigua.
  6. No hables de negocios antes de tiempo: En muchas culturas se considera mal visto hablar de negocios en situaciones sociales, así que lo mejor es esperar a que el otro ponga el tema sobre la mesa.
  7. Ofrece a los otros la oportunidad de conocerte: En algunas culturas las personas se definen a sí mismas por lo que hacen, en otras, por lo que son. Evita enfocarte exclusivamente en afirmaciones y preguntas sobre aspectos profesionales. En cambio busca aprender más sobre la personalidad, los antecedentes e intereses de los otros y revelar los tuyos.

Shirley Saenz
Miembro fundadora de SIETAR en Argentina

Un breve repaso de la exposición intercultural en Argentina

Con apenas 200 años de edad, Argentina ha vivido una historia realmente tumultuosa. Algunos sucesos que ocurrieron durante este tiempo tuvieron un impacto rotundo en la creación de la identidad argentina. Desde la campaña del desierto, los sucesivos golpes de estado y las oleadas migratorias sin precedentes a nivel mundial, contribuyeron en el nacimiento un personaje particular, diferente y único. Conocerse y por sobre todo, conocer las diferencias que existen con otras culturas, es fundamental para tener éxito en contexto cada vez más globalizado.

La exposición internacional que vivió Argentina desde sus primeros años de vida fue variando marcadamente. En primer lugar España, como país colonizador y dominante de las tierras por más de 300 años, brindó cierto marco cultural en el desarrollo de la propia identidad. A esto hay que sumarle la innegable influencia que otras culturas, como la italiana, la inglesa o la alemana, etc. han tenido durante más de 100 años de inmigración intensiva, la cual cambió para siempre el tejido social del país. Por último, nos encontramos con el legado de los pueblos originarios, que aunque diezmados por guerras, epidemias, abusos y exterminación, han agregado sus propios colores en el collage de la piel del argentino.

Ante este testimonio histórico, la primera conclusión que uno suele sacar es la siguiente: “La diversidad cultural es un hecho natural y corriente en la vida del argentino”. Pero esto no es totalmente cierto. De hecho, la carencia de conciencia cultural en muchos argentinos es como mínimo alarmante y sin duda, un punto de mejora de cara a su efectividad en la interacción con personas de otros países. Son varias las razones que dejan en evidencia esta situación:

  1. Los argentinos tienen ascendencia europea, pero su conexión actual con los países de dónde provinieron la mayoría de las generaciones pasadas es casi nula. Esto suele generar una falsa percepción de diversidad cultural entre los habitantes del país, ya que a pesar de tener un apellido italiano por ejemplo, en muchos casos nunca viajaron a Italia o no conocen a nadie allí.
  2. Argentina es el segundo país más extenso de América Latina y el octavo en el mundo. Su tamaño hace que no sea sencillo para un argentino acceder a experiencias internacionales más allá del turismo, como sí suele suceder en otras regiones del mundo.
  3. El argentino es un híbrido cultural: su historia lo ha apartado de los hábitos y costumbres de varios de sus vecinos continentales, pero su fusión regional también lo ha apartado de sus ancestros europeos. ¿El resultado? Un país de gente con identidad propia que no es ni tan diferente y ni tan igual a los de allá y ni a los de acá.

Pero lejos de considerar esto como una debilidad, creo que la cultura argentina nos brinda una oportunidad inigualable: Ningún país del mundo nos representa una brecha cultural demasiado grande y aunque existan diferencias con casi todos los países, el proceso de adaptación y ajuste nunca será tan marcado. Sea cual sea el país que un argentino quiera interactuar, ya se encuentra a medio camino en términos de los ajustes que necesita realizar. Y justamente aquí es dónde SIETAR encuentra su espacio. Ese paso fundamental, necesario y a veces ignorado o subestimado, hacia la efectividad intercultural, implica preparación, formación y acompañamiento por personas capacitadas para hacerlo. SIETAR Argentina brinda un marco de referencia en cuestiones interculturales, integrado por profesionales preparados, con vasta experiencia internacional y con las herramientas necesarias para desarrollar las habilidades esenciales que te permitirán triunfar en un mundo culturalmente diverso.

Marcelo Baudino
Miembro Fundador de SIETAR Argentina